04 diciembre 2009

Después de haber sido suspendido mi servicio de Google, aquí estoy de nuevo, vivita y coleando

El pasado 31 de Noviembre mi cuenta de Google fue inhabilitada temporalmente. No me era posible acceder a ninguno de los servicios como gmail, Picasa, Blogger, Google docs...Bueno, ninguno partiendo del hecho que, para ingresar a estos servicios, es necesario tener una cuenta de Gmail la cual como ya lo mencioné anteriormente no funcionaba.

Esto ocurrió repentinamente, me disponía a revisar mi cuenta de correo y no me fue posible acceder ésta, debido a que aparecía inhabilitada. Luego revisé los otros servicios y tampoco me fue posible acceder. Bueno, inicialmente pude ingresar a Google analytics, pero más tarde se me negó también el acceso.

Todo este indeseable panorama y cúmulo de eventos sorpresivos, me desconcertaron enormemente y me orillaron a buscar ayuda inmediatamente.

Contacté por correo a Gema de Gema Blog, a quien agradezco infinitamente su interés mostrado y disposición en querer contribuir a la solución de mi problema; además de acudir al foro de ayuda de Google y buscar información relacionada a mi caso disponible en la red, la cual para ser sinceros no era muy alentadora.

Después de enviar 2 formularios a Google solicitándoles la revisión de mi caso, ya que consideraba que la inhabilitación era un error, el día de ayer, después de 3 días sin servicio, y de haber aparecido mi blog eliminado, (por lo cual pido disculpas, ya que como hoy lo explico, se debió a causas ajenas a mi voluntad), mi servicio ha sido restablecido en su totalidad.

Todos esos días fueron de mucha incertidumbre y para ser sinceros de desaliento, no me gusta rendirme fácilmente y siempre busco la manera de salir avante de las adversidades, sin embargo el no saber con exactitud lo razón por la cual esto estaba pasando me tenía un poco frustrada.

Debo mencionar que el día de ayer, recibí un correo del equipo de Google, donde se disculpaban por cualquier inconveniente que esto pudiera haber causado y me decían que para esos momentos mi situación ya debería estar resuelta, de hecho así lo era, antes de recibir el susodicho mensaje ya se había habilitado mi servicio nuevamente.

Después de esta experiencia, como en todas las que da la vida, lo más importante es el aprendizaje, entender que nada, ni nadie esta exento de cometer errores, que nada es perfecto, ni seguro, pero que todo es posible si se sigue luchando por lo que uno realmente quiere.

En realidad nunca supe la causa de la suspensión de mi cuenta, pero lo importante es que se resolvió favorablemente.

Debido a lo sucedido hay algunas recomendaciones que quisiera hacerte, con el fin de evitar dolores de cabeza, en caso de que esto te suceda, nunca está de más estar protegidos de cualquier eventualidad:
  • Si tienes documentos importantes en tu correo, que no sea este el único lugar donde los mantengas, de ser posible guárdalos en un disco o en otro servidor de confianza, de esta forma si algo ocurre, tendrás otra alternativa para poder disponer de ellos, ésto también aplica para otros archivos como documentos de texto u otro tipo, imágenes y videos.
  • Asegura en tu libreta de asuntos importantes, en una nota de tu computadora, o cualquier lugar que consideres oportuno y seguro, información como: [1]correo electrónico de tus contactos, [2] fechas de inicio para cada uno de los servicios de Google que utilizas, [3] tu cuenta de correo alternativa, ya que esta información es necesaria para completar los formularios que requiere Google cuando sucede una suspensión de la cuenta.
  • No perder la calma, nunca ser grosero o descortés, pero sí amable y educado en tus peticiones, solicitudes y quejas.

Bueno, deseo que nadie pase por esta situación, pero si sucede, mantengan la calma, ya que todo tiene solución.

¡Que tengas un excelente fin de semana!

Artículos recomendados:

Gracias por compartir tu comentario y hacernos saber tu opinión.